La cirugía de mama, ya sea aumento, reducción, recambio de prótesis, o cualquiera de sus opciones, es un procedimiento transformador o reparador que ofrece la posibilidad de mejorar la apariencia y la autoestima.

Esos dos factores, la apariencia y la autoestima, también mejoran cuando hacemos deporte, por ello, la pregunta sobre cuándo es apropiado volver a hacer ejercicio después de una cirugía de aumento de senos es muy habitual en consulta. Vamos a darte unas pautas de orientación para reanudar tu rutina de ejercicio, garantizando una recuperación efectiva y segura.

¿Cuándo retomar la actividad deportiva tras una operación de pecho?

La recuperación después de una cirugía de mama es un proceso que requiere tiempo y cuidado, así que, a priori, las palabras gimnasio y operación de pecho no parecen poder estar muy cercanas en el tiempo de recuperación y que lo que ha de primar es el reposo tras la cirugía de mama. El postoperatorio es clave para el resultado de todo el procedimiento, por ello vamos a recorrer las claves y el camino hasta poder volver a hacer ejercicio:

Ejercicio tras aumento de pecho

Hacer ejercicio tras aumento de pecho

Sigue las instrucciones de tu cirujano

Este es el paso más importante en tu recuperación. Cada paciente es única, y el tiempo de recuperación puede variar según el tipo de cirugía, el estado físico de la paciente y la calidad de la piel. Tu cirujano te proporcionará orientación específica sobre cuándo es seguro reanudar tu actividad cotidiana, como trabajar, y también la física, incluyendo el ejercicio. Además, te aconsejará acerca del sujetador postquirúrgico más adecuado en tu caso.

El reposo tras la cirugía de mama

Después de una operación de pecho, debes planificar, junto con tu cirujano, un período de reposo. En el caso del aumento de pecho, por ejemplo, este reposo es de 7 a 10 días, mientras que en el caso de la reducción de mamas se puede alargar hasta los 20 días. El reposo es esencial para permitir que los tejidos se reparen y cicatricen y así minimizar el riesgo de complicaciones. Durante este tiempo, puedes dar paseos cortos en tu domicilio para favorecer el retorno venoso y evitar la mala circulación en las piernas.

Escucha a tu cuerpo

Una vez que haya transcurrido el período de reposo recomendado por tu cirujano, podrás retomar tu actividad cotidiana y/o laboral, siempre que esta última no implique esfuerzo físico intenso. En el caso de que en tu desempeño laboral tengas que cargar peso o realizar tareas continuadas con los brazos (por ejemplo: peluqueras, entrenadoras, cuidadoras de niños o ancianos, cuerpos de seguridad, trabajo en fábricas o almacenes…) tu cirujano modificará tu plan de reposo y vuelta a la rutina teniendo en cuenta las características de tu trabajo y tu estado. Es importante que escuches a tu propio cuerpo. Aquí es cuando podrás comenzar a dar caminatas al aire libre mucho más largas o subirte a la bicicleta estática para una sesión suave.

Ejercicios específicos para pechos operados

Una vez superada esta etapa de reposo y retorno a la vida laboral, podemos considerar la reanudación del ejercicio después de una operación de pecho, siendo esencial elegir rutinas que sean seguras para tus pechos operados. En general, este retorno al ejercicio no será antes de las seis semanas tras la intervención. Como siempre, será el cirujano quien valore el estado de cicatrización de las heridas y te aconseje al respecto. En general, el yoga, el pilates, el stretching suave y el ejercicio cardiovascular de bajo impacto suelen ser buenas opciones para comenzar. Evita levantar pesas pesadas, flexiones, o realizar ejercicios que ejerzan presión directa sobre los pechos o brazos en los primeros meses posteriores a la cirugía, como por ejemplo el tenis o montar a caballo, o deportes colectivos o individuales de impacto o contacto.

Cuando hacer ejercicio tras cirugía de pecho

¿Cuando hacer ejercicio tras cirugía de pecho?

Te puede interesar: Cómo escoger sujetador tras un aumento de pecho

El regreso al gimnasio tras una cirugía de pecho

Asegúrate de informar a tu entrenador o instructor sobre tu cirugía de mama para que puedan adaptar tu programa de ejercicios según sea necesario. Comienza con cargas ligeras, en el caso de que realices ejercicios de fuerza, y aumenta la intensidad de manera suave a medida que te sientas más cómoda. Lo mismo para actividades tales como el spinning, el crossfit, zumba o cualquier otra clase colectiva de fitness: la vuelta ha de ser gradual y suave. En el caso de que sientas cualquier tipo de molestia, detén el ejercicio, realiza reposo y consulta con tu cirujano.

El ejercicio desempeña un papel importante en la recuperación tras la cirugía de mama al ayudar a mantener la salud y la forma física general, pero debe abordarse con precaución y siguiendo las indicaciones adecuadas aportadas por tu cirujano.

La Dra. Verónica Izquierdo es experta en procedimientos de cirugía plástica, estética y reparadora de mama. Tanto ella, como todo el equipo, estamos comprometidos con brindar el mejor cuidado a nuestros pacientes. Si tienes más preguntas sobre cuándo hacer ejercicio después de una operación de pecho o cualquier otro aspecto de la cirugía de mama, no dudes en ponerte en contacto con nosotros. Tu salud y bienestar son nuestra prioridad.

Redactado y revisado por: Equipo Dra. Verónica Izquierdo Actualización: 10/01/2024 Especialista en Cirugía estética

Call Now Button